5 cosas que no estás haciendo bien

Hola gente!

Todos en la vida llegamos a un momento en el que nos detenemos y nos damos cuenta que no estamos haciendo bien las cosas. Y hablo en general, la novia o el novio, los estudios, la familia, los amigos, el trabajo y el resto de todas esas responsabilidades.

Y antes de seguir quiero hacer una advertencia, y se trata sobre el post, no se si te acordás pero hace varias semanas hablé del rediseño del blog y los cambios de las temáticas y que estaba tratando de que fuera mas organizado y te ayudara a encontrar cualquier contenido fácilmente.

Además, hablé de las principales temáticas del blog y las especificaciones de cada una, y bueno… Este es un post de la categoría #LifeStyle, si querés saber bien de que se trata, da clic AQUI para saberlo, por cierto, en ese post digo 10 curiosidades que me atreví a contar en internet 😉

Pero ya entrando en materia, hoy quiero hablarte de las 5 cosas que no estamos haciendo bien, y no voy hablar sobre ropa, peinado o zapatos, sino de nuestra imagen interior.

Que levante la mano o mejor deje un comentario 😉 la persona que nunca ha dicho: “He hecho mil cosas y siento que no hice nada” y no se trata de lo cansado que te podrías sentir, sino que aún existen responsabilidades que te estresan.

Bueno… Hoy quiero hablarte de procrastinar.

Todos lo hemos hecho al menos una vez en nuestra vida, y sino sabés de que te estoy hablando, te digo el significado.

Si nos vamos a la Real Academia Española, procrastinar se deriva de la palabra en latín procrastināre, que significa Diferir, aplazar.

En otras palabras posponer, y es lo que hacemos sin darnos cuenta.

Tenemos una serie de responsabilidades que deberían tener un primer lugar pero perdemos el control y ponemos otras cosas como prioridad, pero antes de que empecés a echarte toda la culpa, quiero decirte que eso sucede en tu mente, una batalla a muerte de gladiadores llamados: sistema límbico y la corteza prefrontal.

Y cuando gana el sistema límbico, elegimos una tarea placentera a corto plazo.

Pero se puede vencer a la procrastinación y volverte mas efectivo con tus tareas, pero deberías considerar estos puntos:

No estás tomando en serio tu tiempo.

Podés tomarte un minuto para escribir sinceramente en que invertís tu tiempo y darte cuenta cuanto tiempo pasás procrastinando, esto te puede ayudar a darte cuenta que el tiempo es oro, y que lo que sucedió hoy, no se va a volver a repetir de la misma manera, ya pasó y si lo aprovechaste vas a tener buenas consecuencias, y sino, ya sabés que tipo de consecuencias tendrás.

No estás siendo realista.

Con esto me refiero a que en tu check list del día te ponés mas tareas de lo que en verdad podrías cumplir, esto hace que cuando llegue el medio día te desmotivés porque verás que te hace falta mucho por hacer.

Te considerás un procrastinador

Ese momento en el que decís: Es que yo soy así, ¡Desde chiquito! Es un grave error, primero por el poder que tienen nuestras palabras sobre nuestra mente, que en otro post hablaré de eso, y segundo porque simplemente te estás dando una excusa para seguir de esa manera. Pero en realidad, todo se trata de una decisión.

Tus prioridades son otras.

Con el avance de la tecnología y las nuevas comunicaciones, las redes sociales se volvieron parte de nuestras vidas, y en algunas ocasiones oportunidad de trabajo, al menos para mi si, porque es la forma en la que hago llegar mis post a personas como vos que me estás leyendo.

Pero no deberíamos dedicarle tanto tiempo a las redes sociales, sino a las cosas que de verdad nos van a dar un buen fruto en el futuro. Sentate y pensá cuales deberían ser tus prioridades.

No le estás dando vuelta al asunto.

Por naturaleza, todos vamos a procrastinar en algún momento, pero la idea es que en lugar de ponerte a ver un video de youtube sobre caídas chistosas o lo que tu vecino acaba de publicar en Facebook, mira un video tutorial en youtube de algún tema que te interese aprender, leer un artículo que te aporte nuevos conocimientos.

No has aprendido que todo tiene su tiempo y lugar.

En tu día podés hacer mil cosas, unas más provechosas que otras pero comprender que en ese momento debés trabajar, hacer alguna tarea o responsabilidad es primordial y que después de eso podés dedicar algo de tiempo a tareas que te relajen y te desconecten de todo para refrescar la cabeza 😉

Con este post no digo que estar en las redes sociales está mal, porque no, pero si quiero que nos demos cuenta que cada cosa tiene su momento y que solo si ordenamos nuestras ideas vamos a poder cumplir con nuestras responsabilidades.

Si te ha pasado alguna vez o tenés otros consejos para evitar procrastinar, sería interesante que podás compartirlos en los comentarios .

Recordá que podés seguirme en todas las redes sociales Facebook, Twitter, Instagram y en Snapchat: robert.aguilars

Hasta pronto trendy amigo.

🙂

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

%d bloggers like this: